Contratiempo (Contretemps)

Instalación interactiva, 2004-2010
Samuel Bianchini

Desarrollo informático “imagen”: Emmanuel Méhois
Desarrollo del dispositivo táctil: Gilles Bollaert y Jérôme Grellier, École européenne supérieure de l’image (EESI), Angoulême y Poitiers, Francia
Con la participación de Reynaud Olry
Producción: Dispothèque

 

 


To download this image in high definition (Tiff), click here


To download this image in high definition (Tiff), click here


To download this image in high definition (Tiff), click here


To download this image in high definition (Tiff), click here

Contratiempo, Samuel Bianchini, 2004-2010
Maintenance, exposición personal, École européenne supérieure de l’image, Poitiers, Francia, del 4 de mayo al 4 de junio de 2010.
Fotografía: © Samuel Bianchini - ADAGP

 

 


Contratiempo es una instalación interactiva que se compone de una gran pantalla táctil de cristal integrada en la pared, en la que se exhibe una película en “Ascii Art,” es decir, reproducida mediante caracteres tipográficos: la barra vertical (“|”) y el punto (“.”). Lo primero que vemos es la silueta de un hombre a escala 1 frente a un muro sobre el cual dibuja pequeños trazos, como el prisionero que cuenta los días que le quedan en prisión. Los trazos y el personaje, construidos ambos con el signo “|”, se confunden a medida que el último va acumulando “|”, hasta el punto que la pantalla, saturada de signos, no deja ver más que un plano sólido de signos, una especie de gris tipográfico.
Cada uno de los signos es un vínculo de hipertexto. Cada vez que se dibujan en la pantalla, el espectador avanza o retrocede en el tiempo de la película. Un signo que aparece dibujado en la parte superior nos lleva al inicio de la película, mientras que otro signo en la parte inferior nos dirige al final. Recorriendo la imagen, línea tras línea, la animamos con nuestros gestos en la pantalla.
Jugando con la animación, primero en un sentido y después en otro, y señalando los mismos signos que el protagonista de la pantalla, nos encontramos en una situación paralela, incluso convergente con este último. Pero un cambio de grado es posible. La situación del espectador es cada vez más análoga a la del personaje, especialmente cuando la imagen, que se va convirtiendo progresivamente en una mera masa uniforme de signos, ya no ofrece ni profundidad, ni sujeto, sino solamente una pared ciega. De la tercera persona, “él,” a la primera, “yo,” las posiciones no están fijadas, sino que son más bien intermediarias y variables, abiertas a la experimentación.


 

 

Contratiempo, Samuel Bianchini, 2004-2010
Maintenance, exposición personal, École européenne supérieure de l’image, Poitiers, Francia, del 4 de mayo al 4 de junio de 2010.
vídeo - 51s - Se recomienda banda ancha
Imágenes y edición : © Samuel Bianchini - ADAGP

 


To download this image in high definition (Tiff), click here


To download this image in high definition (Tiff), click here


To download this image in high definition (Tiff), click here


To download this image in high definition (Tiff), click here