Juegos pOlimicos (Jeux pOlymiques) 

Dispositivo de imagen interactivo para multiusuarios, Internet e instalación, 2003
Samuel Bianchini

Desarrollo informático: Oussama Mubarak
Producción: Dispothèque
Agradecimientos: Emmanuel Méhois
Para acceder a la trabajo en línea: http://polymic.dispotheque.org

 

 


To download this image in high definition (Tiff), click here


To download this image in high definition (Tiff), click here


To download this image in high definition (Tiff), click here

Juegos pOlimicos, Samuel Bianchini, 2003
Maintenance, exposición personal, École européenne supérieure de l’image, Poitiers, Francia, del 4 de mayo al 4 de junio de 2010.
Fotografía: © Samuel Bianchini - ADAGP
 

 


Juegos pOlimicos es una imagen interactiva compartida vía Internet en la que, en una especie de mosaico colorido y desordenado, aparece un símbolo: el de los Juegos Olímpicos. Los cinco anillos entrelazados, símbolo universal de una competición armoniosa, se muestran aquí coronados por una llama. Esta representación está constituida por una multitud que realiza una coreografía a la altura del acontecimiento: el espectáculo de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos.
Los movimientos del espectador en la imagen (cuando mantenemos apretado el botón del ratón) animan dicho mosaico y crean trazos que lo van reordenando. Dado que la imagen se comparte en Internet, cada animación producida por uno de los múltiples usuarios está a la vista de todos. Todos pueden actuar y percibir la acción que los otros realizan.
Usuario tras usuario, animación tras animación, la imagen sufre una evolución lenta en la que construcción y deconstrucción se dan la mano. A la coreografía creada en la imagen compartida responde otro movimiento colectivo ante la imagen, la de la actividad de los diferentes miembros del público, es decir, los gestos compartidos a través de la Red. Si bien su coordinación es complicada, por no decir imposible, se puede llevar a cabo, de alguna manera, bajo los auspicios de la realización de un símbolo universal, que es el de los Juegos Olímpicos. Pero, seducidos por la efectividad de nuestra acción individual, sentimos igualmente la tentación de dibujar, de escribir en la imagen, incluso de firmar la grafía personal que vamos a dejar en la pantalla. Entre el deseo de distinguirse y la voluntad de participar en el esfuerzo colectivo, entre el signo individual y el símbolo universal, hay pocas posibilidades de logar el equilibrio.


 

 


To download this image in high definition (Tiff), click here